Estás en: Inicio > Pacientes > Rodilla > La articulación de rodilla
Waldemar Link. Sistemas de implantes y prótesis: cadera, rodilla, pié, vértebra, megaprótesis
 

Inicio | Waldemar LINK | Pacientes | Profesionales | Contacto

Pacientes

Prótesis de Cadera | Prótesis de Rodilla

Pacientes
  La articulación de rodilla | Enfermedades | Artroplastia de rodilla | Cirugía | Consejos
 
 

> Descargar Información al paciente

   

La articulación de rodilla

Los movimientos realizados por la articulación de la rodilla son, quizás, los más complicados y exigentes que realiza cualquier articulación del cuerpo humano. Por un lado, la articulación de la rodilla tiene que proporcionar estabilidad cuando la persona se alza, camina, corre o está de pie y carga con el peso del  cuerpo, pero por otro lado también debe de proporcionar un alto grado de movilidad para la locomoción.

Para permitir la estabilidad y la movilidad simultáneas, la rodilla tiene una estructura bastante complicada lo que la hace vulnerable a las lesiones.

Es tan grande e importante la movilidad normal de la rodilla – y su influencia en la buena calidad de vida y en la habilidad para trabajar y/o jugar- que sólo nos damos cuenta de ello cuando ésta falla o produce dolor.

La rodilla es el lugar donde el cartílago cubre los cóndilos del fémur, en el extremo de la diáfisis, y se articula con la tibia (meseta tibial), que de la misma forma está también recubierta de cartílago.

Entre estos dos huesos, fémur y tibia,  se encuentran los meniscos, los discos internos de la articulación que actúan como amortiguadores  del choque producido al caminar.

Los ligamentos guían la estructura ósea móvil de forma segura a lo largo de sus movimientos de deslizamiento y de rodamiento, los cuales tienen lugar en no menos de cinco ejes.

La rótula, es el tercer hueso de la rodilla, se desliza sobre el cartílago femoral formando otra articulación.

> Volver arriba

 

Waldemar Link

 
 
CE0482 Certificación CE 0047 del sistema de Calidad ISO 13485:2016 DIN EN ISO 13485:2016